3. ESPECIES. Pardela cenicienta canaria

Pardela cenicienta canaria

Nombre científico: Calonectris borealis (Cory, 1881)
Nombre común: ES: Pardela cenicienta canaria, Pardela atlántica, EN: Cory’s shearwater
Taxonomía: Filo: Chordata, Clase: Aves, Orden: Procellariiformes, Familia: Procellariidae, Género: Calonectris

Descripción

La pardela cenicienta canaria (Calonectris borealis) es un ave marina grande, capaz de alcanzar los 120-125 cm de envergadura, con una cabeza robusta y redondeada.
Exhibe una coloración apagada, con colores pardo grisáceos en las zonas superiores que llegan hasta la zona inferior del pico; por debajo luce color blanco prácticamente en su totalidad. Tiene el pico amarillento, con el extremo negruzco.
Años atrás se considerarava C. diomedea y C. borealis dos subespecies, sin embargo en la actualidad se dividen en dos especies distintas. Aunque presentan una apariencia similar, la especie atlántica es más grande y tiene un pico más grueso. Además se pueden distingir por el patrón de coloración de la parte inferior del ala.
© Fotografía realizada por SEO BirdLife Canarias

© Fuente: Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN)

Distribución y hábitat

La pardela cenicienta canaria es una especie de hábitats pelágicos y migradores, capaz de recorrer más de 40000km en un año, acudiendo únicamente a la costa para reproducirse.

Es conocido que pasa el período de cría en los archipiélagos de la Macaronesia como Madeira, Islas Salvajes, Azores y las Canarias, donde hay una de las principales poblaciones cría en Canarias, estimada en unas 30000 parejas reproductoras.
A finales del verano y el otoño la mayoría de la población migra adentrándose en el Atlántico, llegando por el norte a las costas occidentales de Irlanda y Gran Bretaña; y por el sur llega a la altura de Uruguay y Sudáfrica, hacia el Índico sudoccidental. Encontrándose a menudo asociadas a zonas de elevada productividad biológica como frentes oceánicos o zonas de surgimiento de aguas profundas, entre otros.

Alimentación

La pardela cenicienta canaria se alimenta principalmente de pequeños peces, como sardinas, trompeteros y boquerones, así como de algunos crustáceos y cefalópodos. Siendo capaz de sumergirse a profundidades alrededor de 15 metros para capturar a sus presas.
En ocasiones se la puede observar asociada a la actividad pesquera,  aprovechando los descartes.

 

Reproducción

Se trata de una especie longeva que no alcanza la madurez sexual hasta los 3 años, y que por lo general cría a los 4-6 años. Suelen anidar en el suelo o entre las rocas y la puesta acostumbra a constar de un solo huevo blanco.
Los progenitores acuden a alimentar al polluelo de noche, en parte para minimizar los ataques de las gaviotas. Además, para evitar que los depredadores detecten los nidos, los individuos adultos tienen de costumbre agruparse en aguas cercanas a la colonia al atardecer, esperando a que caiga la noche, formando grandes grupos a menudo denominados “balsas” de pardelas.
En época reproductora utiliza un complejo sistema de vocalizaciones en las colonias de cría. El reclamo de los machos consta de tonos nasales, mientras que en las hembras es creado en la garganta, siendo más grave.

 

© Fotografía realizada por SEO BirdLife Canarias

Curiosidades

Aunque se trata de una especie silenciosa en mar abierto, la pardela cenicienta es extremadamente ruidosa en las colonias de cría, cuando emite lúgubres y sobrecogedores sonidos nasales.
– El nombre del género Calonectris deriva del Griego clásico kalos, “buen” y nectris, “nadador”.
– La Isla de Alegranza alberga la mayor colonia reproductora, con unas 8000 – 10000 parejas nidificantes.
– Aunque actualmente está protegida, en el pasado se cazaban los pollos para la obtención de carne, entre otros. Atribuyendo a su vez el aceite de pardela ciertas propiedades curativas.
 

Amenazas y Protección

La pardela cenicienta canaria se incluye en el Anexo IV (Especies de Protección Especial) de la Ley 4/2010, de 4 de junio, del Catálogo Canario de Especies Protegidas.

A nivel español, está incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Libro Rojo como Vulnerable, además de estar incluida en el Anexo I de la Directiva de Aves.

A pesar de ser una de las aves marinas más abundantes en Canarias, sus poblaciones se han visto reducido notablemente con relación al pasado.

La captura de pollos ha sido una de las principales causas de su disminución, pero en la actualidad, a pesar de que estas prácticas ilegales se han reducido, han surgido otras amenazas como la depredación por mamíferos introducidos, los deslumbramientos (sólo en Tenerife más de 800 pollos sufren accidentes por deslumbramientos cada año), y sobre todo la mortalidad derivada de capturas accidentales por determinadas artes de pesca.

© Fotografía realizada por SEO BirdLife Canarias

Cart
  • No products in the cart.