3. ESPECIES. Calderón tropical

Calderón tropical

Nombre científico: Globicephala macrorhynchus (Gray, 1846) 
Nombre común: ES: Calderón tropical, Ballena piloto, Calderón de aleta corta, EN: Short-finned pilot whale. 
Taxonomía: Filo: Chordata, Clase: Mammalia, Orden: Artiodactyla, Familia: Delphinidae, Género: Globicephala.

Descripción

El calderón tropical (Globicephala macrorhynchus) también conocido como calderón de aleta corta o ballena piloto, es uno de los miembros más grandes de la familia de los delfines. Se caracteriza por tener una cabeza redondeada con una gran frente bulbosa. La coloración de su cuerpo varía según la edad, pasando de gris claro a gris oscuro o negro, con algunas áreas claras en la parte ventral (en forma de ancla) y detrás de la aleta dorsal. 
La forma de su aleta dorsal también es un carácter distintivo, con una base amplia y forma de hoz. Sus aletas pectorales son más cortas que las del calderón común o ballena piloto de aleta larga (Globicephala melas), como sugiere su nombre. Entre adultos, los individuos machos presentan un tamaño mayor (entre de 6 y 7 metros) que el de las hembras (entre 4,5 y 5,5 metros). Sin embargo, los individuos de las poblaciones de Canarias no suelen superar los 5 metros de longitud. Los calderones son animales sociales que suelen vivir en grupos o familias de entre 8 y 20 individuos, aún así en algunas ocasiones pueden llegar a formar grupos de más de 60 individuos. 
Canarias es uno de los únicos lugares del mundo donde existen poblaciones residentes de calderón tropical cerca de la costa. Es por esto que varias empresas de avistamiento de cetáceos aprovechan la ocasión para dar a conocer estos magníficos animales de cara al público, siempre de una forma respetuosa y lo menos invasiva posible.
© Fotografía realizada por Asociación Tonina

© Fuente: Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN)

Distribución y hábitat

Se distribuye por las aguas tropicales y cálido-templadas de los océanos Índico, Atlántico y Pacífico. Generalmente habitan en zonas profundas en alta mar, estando normalmente asociados a la plataforma continental. Como se ha dicho anteriormente, en Canarias es uno de los pocos lugares del mundo donde sus poblaciones residen cerca de la costa.

Alimentación

El calderón tiende a alimentarse en zonas profundas, pudiendo alcanzar los 1000 metros, de presas como cefalópodos (calamares y pulpos) y algunas especies de peces. Las inmersiones pueden durar unos 20 minutos; en los que el animal invierte en buscar, capturar e ingerir a sus presas.  
Se alimentan tanto de día como de noche. Por lo general, cuando van a alimentarse se sumergen todos o buena parte del grupo a la vez. Las crías realizan inmersiones más cortas o simplemente se quedan en la superficie, ocasionalmente acompañadas de algunos adultos. 

Reproducción

Esta especie presenta una madurez sexual tardía, ya que las hembras la alcanzan alrededor de los 6 años y los machos entre los 10 y 12 años. 
En el momento de aparearse, los machos suelen reproducirse con hembras de otras familias, hecho que conlleva que éstos no lleguen a conocer a sus crías. Uno de los motivos de este comportamiento se debe a promover la variabilidad genética de sus futuras generaciones. Una vez fecundada, la hembra tiene una gestación de 15 meses, y después de dar a luz, un período de lactancia de al menos 2 años. 
Añadir que el calderón tropical es uno de los cetáceos con un ciclo reproductivo más lento, ya que una vez se ha reproducido, suelen pasar entre 5 y 8 años antes de que la hembra vuelva a dar a luz.

© Fotografía realizada por Asociación Tonina

Curiosidades

El nombre de “ballena piloto” se originó a partir de la teoría de que los grupos eran “pilotados” por un líder. De este concepto surge una de las teorías que intentan dar explicación a los varamientos masivos registrados por esta especie.
– Estos animales pasan largos períodos de tiempo descansando en la superficie del agua, flotando como boyas, reposando, suministrando oxígeno y preparándose para su próxima inmersión.
– Los calderones son capaces de producir una gran variedad de sonidos (chasquidos, silbidos, gemidos y una especie de ronquidos) que utilizan como lenguaje para comunicarse entre sí. Gracias a los resultados de varios estudios,  parece ser que entre familias cuentan con dialectos propios. 
– Hay una fuerte cohesión entre los miembros de un mismo grupo o familia, pudiendo pasar toda su vida conviviendo juntos.

© Fotografía realizada por Francis Pérez

Amenazas y Protección

Una de las principales amenazas en la conservación de esta especie ha sido la presión pesquera a la que ha estado sometida a nivel mundial, sobre todo en algunas zonas como Japón. A día de hoy ya cuenta con cierto grado de protección en varias zonas del mundo y su captura está penada por ley. Aún así, en ocasiones se siguen pescando de manera incidental (o bycatch) debido a determinadas artes de pesca como el palangre o algunas redes de enmalle

Otras amenazas a las que se enfrenta son la contaminación de las aguas (por químicos y plásticos) y la degradación de sus hábitats. Además, debido a su hábito de reposar largos períodos de tiempo en superficie, lo hace vulnerable a atropellos por parte de embarcaciones. Provocando daños irreversibles al animal, y en ocasiones, su muerte. Las embarcaciones y otras actividades humanas también producen contaminación acústica, afectando al bienestar de la especie y su comunicación.

Actualmente el calderón tropical está catalogado en el Apéndice II de la Convención sobre el comercio Internacional de Especies en peligro de extinción (CITES), y incluido en la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias (CMS).

También está descrita como Vulnerable en el Anexo V del Catálogo Canario de Especies Protegidas (Ley 4/2010, de 4 de junio), y como “Vulnerable” en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESRPE) y en su caso, en el Catálogo Español de Especies Amenazadas (Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero).

Cart
  • No products in the cart.